Como un río de aguas cristalinas que se renuevan constantemente pero que, inexorablemente, estación tras estación, siguen su curso. Así es nuestra escuela “María Claudia Falcone” (EEM 7 DE 9). Desde sus inicios fue transcurriendo por distintas etapas, objetivos y experiencia. Con cambios en el barrio, también de barrios y edificios, se fue escribiendo la historia con claro protagonismo estudiantil y de toda la comunidad educativa. Actualmente estamos en Malabia 2148, Palermo, en un nuevo edificio con amplios espacios, luminoso y confortable. Cuenta con aire acondicionado, calefacción, varios laboratorios, como, informática, biología, físicoquímica, edición y radio, una biblioteca, zoom, etc.Estamos en permanente búsqueda de superación y mejora de la propuesta pedagógica. Nos proponemos formar jóvenes pensantes, democráticos, críticos y creativos para los desafíos del siglo XXI. Mapa con ubicación de la escuela click aquí

Queremos que aprendan y disfruten

Volvemos a recibirlos en la escuela, a algunos por primera vez.

Trabajaremos juntos todo el año, como siempre queremos que durante el mismo puedan desarrollar al máximo sus potencialidades y que disfruten haciéndolo. Ese es el propósito de nuestro trabajo.

Este esfuerzo para ser compartido necesita de una amplia comunicación entre quienes vamos a llevarlo a cabo: no duden en consultar, pedir ayuda, ofrecer propuestas, etc.

Queremos comentarles también que la lucha de muchos de ustedes, de nosotros y de los que ya han egresado empieza a dar sus frutos. La estructura edilicia de Malabia es una realidad. Este año deberemos seguir de cerca los avances en la construcción de nuestro nuevo edificio.

Queremos señalarles también que comenzamos el año con un acuerdo salarial que no ha satisfecho nuestros reclamos y que la amenaza de cierre de cursos y de recortes en el presupuesto educativo es una realidad que nos acecha. No hace falta que les contemos que no tenemos tres meses de vacaciones ni que tampoco trabajamos tan sólo cuatro horas por día porque ustedes ya lo saben bien. También se aprende a luchar y tendremos que hacerlo.

Empezamos a compartir un nuevo año, bienvenidos.