Volvimos a Malabia

Mucho tiempo pasó desde que nos tuvimos que ir de nuestro antiguo edificio porque “dijo basta”. Eso fue en el año 2007. La escuela funcionó durante seis años en la sede transitoria en Yerbal 25. Se construyó un nuevo edificio con amplios espacios, luminoso y confortable. Cuenta entre otras cosas con aire acondicionado, calefacción, varios laboratorios (informática, biología - físicoquímica, edición y radio), biblioteca, departamento de orientación, etc. Estamos desde el 2013 nuevamente en Malabia 2148 en el barrio de Palermo. La propuesta es formar jóvenes pensantes, democráticos, críticos y creativos para los desafíos del siglo XXI.

La toma

Poesía escrita en el día del cumpleaños de Julio Cortázar, 26 de agosto, durante el Taller Literario de la escuela Cortázar tomada junto a otras veinticinco escuelas del gobierno de la ciudad de Buenos Aires
La toma
Tomo la palabra y
te tomo la palabra Ministro Esteban Bullrich.
Tomo la palabra con la toma del Cortázar,
y de Cortázar y la toma de todas las escuelas
y me hago oír con los reclamos
para romper tu coraza burocrática
de niño bien que nunca se ensucia.
Seguíme el hilo de la palabra y
prendéte al barrilete de la toma.
Dejáte llevar por la voz de los otros,
de nosotros, dejáte llevar por la utópica
mirada adolescente que reclama dignamente.
Salíte de tu camisa almidonada de ministro
y ensuciáte los pies en la escuela pública.
Llenáte el saco azul de polvo de tiza,
compartí la vianda con los pibes de mi barrio,
sentáte en el aula sin estufas,
quedáte corrigiendo sin dormir,
viajá en colectivo, compartí nuestro esfuerzo.
Y entonces Ministro
cuando hayas recorrido todas las escuelas,
cuando hayas mirado todas las inocencias,
cuando hayas escrito en todas las pizarras,
cuando te hayas sentado en todos los pupitres,
entonces, Esteban, llamáte Ministro.
Anahí Roquigny.